El Retorno del No Muerto

Noche_1

La representación de un ser impío que transgrede lo sagrado y divino, un monstruo
de estos tiempos. Una criatura que dejó de ser humana, víctima del ataque de otros como él, o simplemente otro afectado de los juegos científicos de la época. El no muerto Zombi, ha evolucionado en su aspecto y letalidad, ellos ya no pertenecen al mundo de los vivos.
Destruirán al hombre, en total anarquía.
Nos encontramos ante el dilema de si son realmente víctimas o victimarios, su
aspecto denota que hubo humanidad, un ser humano. Es la razón por la que muchas
personas compadeciéndose de su condición, son brutalmente asesinadas. Usualmente
los familiares o cercanos, caen en negación ante la desaparición total de humanidad del monstruo.
Nos preguntamos que los hace especiales y sobresalientes respecto a sus
congéneres como los hombres lobo o vampiros. El Zombi no utiliza el engaño o el
camuflaje como estos últimos seres, no es consciente de la destrucción en la que está
inmerso y pareciera que solo utiliza su cerebro para funciones básicas de sobrevivencia.
Sin embargo, estos monstruos no son sutiles en su destrucción, no dejan suaves marcas en el cuello y aunque no lo planean, siempre convertirán a su víctima en uno de ellos. Lo que los hace repulsivos y temibles, es justamente la horrenda forma de alimentarse de los humanos, sin importar si son bebes, niños o ancianos, atacan en grupos o en forma solitaria. No se rigen por reglas establecidas, y en la mayoría de los casos son lentos, al menos así fue en sus orígenes.
El Zombi en su fisonomía no mutará demasiado al convertirse en monstruo, a
excepción de aquellos que ya están en avanzado estado de pudrición producto del paso del tiempo. Por esta razón que al destruirlos, pareciera que estamos eliminando la especie humana afectada por alguna enfermedad, víctimas de aquello. Es justamente en estos momentos de vulnerabilidad hacia ellos, que el monstruo deshumanizado, violento y con enorme fuerza, atacará destrozando piel, tendones y hasta desmembrará las articulaciones de sus víctimas. Los Zombis, violaron el orden natural de la vida y la muerte, deshumanizando al ser humano y convirtiéndole en un animal diabólico, el que tendrá un apetito tremendo por sus congéneres.
En numerosos textos de estudios sobre el fenómeno zombi, siempre se hablará de
las grandes entregas cinematográficas, lugar donde se dieron a conocer y son famosos.
Sabemos que no hay casos de reproducción entre ellos, sin embargo, los zombis han
logrado lo inesperado en su evolución cinematográfica. Solo recordemos la película
Melanie (2016) The Girl With All The Gifts, dirigida por Colm Mc Carthy y basada en la
novela de Carey. Trata de una niña en un futuro apocalíptico donde la humanidad fue
devastada, los niños que nacieron de madres infectadas tienen un grado de evolución
superior, son inteligentes y hasta capaces de poder controlar el hambre feroz de un
primitivo zombi o al menos dejar vivos a los que tienen algún vínculo significativo para
ellos.
El Zombi como una aberración de la resurrección, es contrario a toda doctrina
cristiana, es como resultado un ser oscuro y diabólico. Una resurrección que no proviene de lo divino y sagrado, pervirtiendo su origen antinatural. En este último punto, es interesante observar la evolución del Zombi o muerto resucitado, que camina lento y torpe como en la película de Romero del año 1968, hasta aquel ser oscuro y temido de REC en su estreno del año 2007 (Jume Balaqueró y Paco Plaza). En REC, existe un brote de una enfermedad y los cadáveres andantes ya no son lentos sino demoniacos. Es un episodio siniestro que se filmó como un documental, un estilo asfixiante de terror. Este Zombi cinematográfico es un muerto viviente, no tiene un motivo para haber regresado, los humanos sobrevivientes lo consideran una especie de episodio apocalíptico un verdadero castigo a la humanidad.

Los inicios del Zombi no están en la gran pantalla ni en las sagas de juegos como
Resident Evil o en Comic como Walking Dead. Es en Haití, donde nacerá el Zombi, y será el Barón de Samedi, quien lleva un sombrero de copa y un impecable traje negro, quien esperará en el cruce de camino a estos muertos. Este Dios de la muerte con su cara pintada de blanco representando a una calavera es también una deidad libidinosa y hasta sadomasoquista, al que se ha representado con falos. Un ser perverso y siniestro que bebe grandes cantidades de ron mientras baila. El Dios de la Resurrección, decidirá aceptar o rechazar a quien pretenda pasar al mundo de los muertos.
El Vudú sin duda está vinculado al zombi y sus primeros años de vida fueron en
Haití. Sus inicios como colonia haitiana y los sufrimientos de sus habitantes, están en la
cosmovisión del haitiano. En el siglo XVIII Haití siendo colonia francesa fue un ejemplo
para Europa, miles de hombres libres dominaban la isla, eran escasos los blancos en ella.
Ya en 1789 era conocida por sus exportaciones de café, cacao, tabaco, azúcar y algodón, esto permitía que Francia dependiera en su economía de la lejana isla y de la tremenda explotación de sus recursos naturales.
A fines del S. XVIII, Haití proclamó la independencia y fue el segundo país
americano en hacerlo, antes había sido EEUU. Haití se adelantó frente a los países
latinoamericanos en la lucha por la libertad, enfrentándose al gran ejército napoleónico.
De este modo, el 01 de enero de 1804 dejan de ser una colonia francesa y pasan a ser un país libre. La libertad haitiana costó mucho más de lo que esperaban, dejando un país devastado y desorganizado políticamente, quedó en total aislamiento de la comunidad internacional.
Pero esta nos sería la última invasión o tragedia que viviría la isla, ya que, bajo el
pretexto de proteger a América y Europa, EEUU intervino a Haití. Se les trato como un
pueblo incapaz de autogobernarse, además de atacar su religión el Vudú. La
incomprensión de sus rituales y su cultura les hacía ver ante la comunidad internacional como simples caníbales o salvajes, sin embargo este etnocentrismo extremo contra la Isla y sus habitantes, radicaba en justificar la invasión al pueblo caribeño y la explotación a sus riquezas naturales.
Siendo el principal final de la zombificación como ya hemos visto, el transformar a
un ser humano en un esclavo del brujo que lo ha zombificado, para que trabajara sin
remuneración, sin horario, sin derechos. Este zombi le puede servir como un trabajador o como ladrón de los bienes ajenos y en algunos casos eran hasta vendidos como esclavos. El gran momento de la venganza del Zombi en Haití, se daba si este probaba la sal o en su efecto algún alimento que lo hiciera reaccionar de algún modo. En ese momento el sujeto víctima del letargo, despertaba de su penosa existencia y cobraba venganza contra su creador, realizado el acto homicida, volviendo a su tumba para finalmente descansar. Si prestamos atención a la historia Haitiana, el Zombi está
íntimamente ligado a la explotación del esclavo y quienes se hacían cargo de este cruel
acto con ellos no solo eran los brujos. La sociedad secreta Bizango, Zobop o Galipote, era conocida por la zombificación con sus pares, muchas de esta zombificaciones se daban en peleas de familias y por tierras. De este modo ya podemos tener una idea de la raíz y del concepto del zombi el que tiene su origen etimológico del vocablo “nzambi” este proviene de África.

Es justamente en el año 1968 de la mano de George Romero, que el Zombi
pasará del folclore a la gran pantalla y dará un giro tremendo a su origen. En la película
Night of the linving dead de Romero, el nacimiento del zombi no está en un ritual vudú, estos muertos vivientes regresaran por el propio daño que el hombre hace al planeta. Los motivos son diversos y entre los principales están las contaminaciones, virus y otros del tipo. Romero y quienes le siguieron en el género, lograron traspasar el terror del no muerto a lo anarquista y espeluznante. El cine, la literatura y los juegos, están abiertos a nuevas formas y evoluciones terroríficas del primitivo zombi. Antes de la película Night of the linving dead de Romero, ya habían films que mantenían el apego a las raíces del monstruo en un ritual vudú. Conocidos actores como Béla Lugosi, de la mano del director Víctor Halperin, dieron vida a White Zombie en el año 1932. Esta es la primera película del género, y está vinculada a la hechicería. El actor astro-húngaro, es principalmente conocido por haber interpretado a Drácula.
El lector podrá elegir cual será el camino que lo conducirá a la profundidades de su
conocimiento del género, ya sea por libros, cine, comics, juegos o simplemente siendo
precavido. En este último punto no pretendo profundizar por no ser experta en seguridad anti zombis, pero como norma general no estaría demás tener una buena provisión de:
Latas de conservas, armas idealmente espadas ya que no suenan y no llamarían la
atención de estos seres. Algún vehículo que funcione con energía solar y este protegido, agua en bidones, linternas, jabón, cuchillo, radio, papel higiénico, si tienes una ballesta táctica ideal, guantes para motos, bototos con punta de acero reforzado, hacha con pico M48 Commando, encendedor, bat de baseball. Bueno si tienes algún elemento que se me ha quedado fuera seguro estarás mejor protegido que tus vecinos.
Suerte con la invasión…

Escrito por Andrea Ríos; @andrea_prosagotica

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Pinterest
Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *